Blog

Actualidad

Los abogados hemos sido noticia en agosto ligados al cuestionamiento del Derecho de Defensa, precisamente uno de los pilares fundamentales del Estado de Derecho. Curiosamente también en este mes, inhábil para muchas instancias judiciales salvo para los abogados que integran el Turno de Oficio que trabajan por y para los ciudadanos y la Justicia Gratuita 24 horas al día los 365 días al año, nos vemos ahora aludidos en la gran pantalla.

Sin ninguna gracia, en una de las películas más taquilleras del año recién estrenada, Tadeo Jones 2, se hace de menos a los compañeros del Turno de Oficio al deducir que detrás de un mal resultado hay un abogado de oficio. No es la única alusión reciente. En alguna “canción del verano”, de éste, también se les denosta injustamente.

Y yo digo basta!!

Quiero alzar mi voz contra afirmaciones tan desafortunadas como las de Tadeo Jones, siendo un abogado del Turno de Oficio más y presumir de lo que eso supone.

He decidido volver a inscribirme voluntariamente en él junto a los más de 5.500 abogados que lo integran en el Colegio de Abogados de Madrid, y del que ya formé parte durante 4 años en las materias Civil y Penal, en la capital y en municipios del Sur de la Comunidad. Reivindico con este gesto la importancia capital de la abogacía de oficio y recupero al mismo tiempo, en este momento vital, las sensaciones vividas.

De esta experiencia recuerdo, por un lado, a los cientos de compañeros entregados al máximo a sus clientes para obtener el mejor de los resultados posible, sin importar las horas dedicadas ni, por supuesto, los honorarios, siempre reducidos, siempre mínimos.

Y recuerdo mejor a los clientes. A la mayoría. Su mirada era la de quien entrega toda su suerte al conocimiento, experiencia y saber hacer del abogado que le ha sido asignado. El cliente del Turno de Oficio, al menos, en mi experiencia, sabe que ya puede descansar en alguien su caso.

La relación abogado-cliente es por esencia especial; es una relación de confianza de grandísimo calado si tenemos en cuenta que el cliente entrega el devenir de su asunto al abogado turnado.

Esta reflexión sobre abogado-cliente me lleva a otra película con el Derecho de Defensa como fondo de la trama.

En “El Puente de los Espías”, el actor Tom Hanks encarna a un abogado de reconocido prestigio al que “le toca” defender los intereses de un presunto espía ruso en los años 50, en plena guerra fría. Sus vecinos, los extraños, su mujer, el presidente de su despacho, incluso el juez que conoce la causa, le invitan a hacer una suerte de paripé negando la presunción de inocencia y, lo que es más importante, el derecho de defensa del detenido.

En esa película me llamó especialmente la atención el momento en que un funcionario de la CIA, en una reunión forzosa, le pide al letrado que revele todo lo que su cliente le haya comentado, vulnerando el secreto profesional abogado-cliente.

El funcionario, estadounidense de origen alemán, le conmina a olvidarse de las reglas toda vez que el espía ruso no tiene derechos. El letrado, estadounidense de origen irlandés, le recuerda que son las reglas, especialmente la Constitución aprobada por todos los estadounidenses, la que permite que ellos dos puedan vivir en libertad en un Estado de Derecho.

La película no creo que merezca mayor comentario ni gloria cinematográfica, ni creo que Tom Hanks mereciese un Oscar por su interpretación, pero de nuevo nos lleva a la idea de que los abogados debemos alzar la voz defendiendo a aquellos compañeros que con su valentía y tesón decidieron luchar por una sociedad más justa, más igualitaria buscando la plenitud de derechos de todos los ciudadanos.

Los abogados hemos sido, somos y seremos quienes, con las armas que el Estado de Derecho nos da en cada momento, luchamos, en nombre de nuestros clientes o en nombre propio, por cambiar, mejorar, impulsar o derogar aquellas normas, leyes, comportamientos, acciones u omisiones que resultaban injustas, anticonstitucionales o limitativa de derechos.

Detrás de muchos de los avances para intentar llegar al Estado del Bienestar está la pluma de un abogado, muchas veces de un abogado de oficio que, al igual que Tom Hanks, decidió en su día no ir a favor de corriente, sino luchar por los intereses de su cliente sin más bandera que defender esos intereses hasta el final por considerarlo justo.

Los guionistas de Tadeo Jones nunca han sido defendidos por un abogado del Turno de Oficio. En otro caso, no habría tenido semejante injusta ocurrencia. Los abogados del Turno de Oficio lo son voluntariamente y desempeñan una función social esencial en nuestro Estado de Derecho: ofrecer con garantías la Justicia Gratuita a aquellos que de otra forma no tendrían garantizado su derecho de defensa.

El cine ha sido siempre y es una mirada a nuestro tiempo y a nuestra sociedad. Los grandes directores, productores y guionistas de todos los tiempos, desde el cine mudo a nuestros días, nos han enseñado que no solo es entretenimiento, sino una potente herramienta para la crítica, la protesta o la simple constatación de una realidad.

En ninguna de estas categorías se inscribe la descalificación de la película Tadeo Jones 2 hacia la abogacía de oficio. Se trata de un mero recurso del guión, seguramente no malintencionado, pero que traslada a nuestros hijos una imagen sin fundamento alguno de una función social imprescindible hoy más que nunca. Y por ello, merece el más firme reproche.

 

Fuente: Confilegal https://confilegal.com/20170904-tadeo-jones-no-conoce-el-turno-de-oficio/

El próximo martes 19 de septiembre tendrá lugar la Conferencia sobre “Seguridad jurídica: el arbitraje como puente en las relaciones comerciales España-Marruecos” que organizan la Corte Hispano-Marroquí de Arbitraje y la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Casablanca, en colaboración con CaixaBank.
 
El objetivo será debatir y poner en valor el recurso al arbitraje en las relaciones económicas y comerciales entre España y Marruecos y comentar experiencias de empresas y abogados españoles y marroquíes en dicho ámbito. Se desarrollará el 19 de septiembre entre 9:00 y 12:15 am en el Espacio Le Cercle de CaixaBank en Casablanca (179, Boulevard d’Anfa) Para ello, cuentan con la presencia del Embajador de España en Marruecos, Excmo. Sr. D. Ricardo Díez-Hochleitner, quién clausurará el acto, y varios actores con larga experiencia en las relaciones empresariales entre España y Marruecos, el ejercicio de la abogacía y el arbitraje, entre ellos Ali Kadiri, Consejero de Caixabank Marruecos; Abdelmalek Ouardighi, Secretario General de la Corte Hispano-Marroquí de Arbitraje; Jose Ignacio García Muniozguren, Socio Director Garrigues Marruecos; Rafael Gómez de la Serna, Socio De Pasqual & Marzo Abogados; Miguel Guerrero Acosta, Socio Director Guerrero Acosta Abogados; y Tarik Mossadek, Socio Director Mossadek & Partners. 
 
La asistencia a la conferencia será gratuita y contará con servicio de traducción simultánea.
 
Las entidades organizadoras animan a todos los interesados a participar en este evento de importancia para las empresas españolas y marroquíes. Para ello, pueden contactar con la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Casablanca antes del próximo 8 de septiembre.
 
 
El aforo es limitado y se atenderá el orden de llegada de las peticiones de asistencia.
 
Para más información consulte: 
 
 
 

Fuente:https://confilegal.com/20170705-el-supremo-fija-la-actuacion-de-los-jueces-en-los-procedimientos-arbitrales/

 

El Tribunal Supremo ha precisado que los jueces tienen la competencia de enjuiciar al completo “la validez, eficacia y aplicabilidad” de un convenio arbitral aunque se plantee la falta de jurisdicción de ese tribunal. Entiende que este órgano judicial no debe limitarse a hacer una comprobación superficial del mismo.

 

En una sentencia de la que ha sido ponente el magistrado de la Sala Primera de lo Civil del alto tribunal Rafael Sarazá, ha hecho un examen del principio competencial sobre la propia competencia recogido en el artículo 22.1. de la Ley de Arbitraje.

 

En este sentido, concluye que debe acogerse la denominada ‘tesis débil‘ que establece que el órgano judicial ante el que se planteó la declinatoria de jurisdicción por sumisión a arbitraje debe realizar un enjuiciamiento completo sobre la “validez, eficacia y aplicabilidad” del convenio arbitral.

 

Una vez analizado el convenio arbitral, si el juez considera que éste no es eficaz o aplicable a las cuestiones objeto de la demanda, rechazará la declinatoria y continuará enjuiciando el litigio.

 

Aún así, dice la sentencia del alto tribunal, que este supuesto es compatible con el hecho de que si ya se ha iniciado un procedimiento arbitral, incluso en las fases previas, los árbitros pueden acogerse a lo previsto en la Ley de Arbitraje y pronunciarse sobre su competencia, algo que sólo podrá ser revisado mediante el recurso de anulación de la resolución arbitral.

 

Limitación de la intervención del juez

 

La sentencia del Supremo recalca que “cuando la Ley de Arbitraje ha querido limitar el alcance de la intervención del juez en el enjuiciamiento del convenio arbitral, lo ha hecho expresamente”. Ha establecido un enjuiciamiento muy limitado, señala la sentencia, al prever que “el tribunal únicamente podrá rechazar la petición formulada cuando aprecie que, de los documentos aportados, no resulta la existencia de un convenio arbitral”.

 

Asimismo, indica que tanto los instrumentos internacionales como la tramitación parlamentaria remiten necesariamente a esta interpretación.

 

En el caso de los convenios arbitrales contenidos en un contrato de adhesión predispuesto por la entidad bancaria –a diferencia de los contratos por negociación–, ha de aplicarse el principio ‘contra proferentem’ contenido en los artículos 1288 del Código Civil y 6.2 de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación y afirma que no se puede realizar una interpretación del acuerdo arbitral que extienda la competencia de los árbitros a cuestiones que no estén expresa e inequívocamente previstas en la cláusula compromisoria. (EP)

 

PARA MÁS INFORMACIÓN, DESCARGA LA SENTENCIA ADJUNTA (ENLACE EN LA PARTE INFERIOR)

 

El  5 de julio de 2017 tuvo lugar en Madrid un encuentro internacional entre miembros de las delegaciones de China y España para el acercamiento de posturas y puesta en común de diferentes aspectos sobre el arbitraje.

Acudieron a la reunión Fu Jian, Vice Chairman (China Council for the Promotion of International Trade, Fujian Sub-Council China Chamber of International Commerce), Wu Xuedan (China Council for the Promotion of International Trade, zhangzhou Branch, Zhangzhou Chamber of International Commerce), Yang Xin Jie, Legal Affairs Departement Director (China Council fot the Promotion of International Trade, Fujian Sub-Council China Chamber of International Commerce), Álvaro Schweinfurth Enciso, Deputy Director of International Relations (Chairman's Office, International Affairs and Institutional Relations, CEOE Confederation of Employers an Industries of Spain) y Javier Íscar, Secretario General (Asociación Europea de Arbitraje).

Fuente: https://confilegal.com/20170512-las-empresas-reclaman-arbitros-especializados-y-que-esten-disponibles-para-sus-asuntos/

Cerca de trescientos profesionales se han dado cita este jueves en la tercera edición del Open de Arbitraje, organizado por la Asociación Europea de Arbitraje y que, ambientado en el mundo del golf, volvió a poner de manifiesto el interés de muchas empresas por la práctica extrajudicial. Tal y como señaló Rafael Catalá, ministro de Justicia, en la clausura “reforzar la práctica arbitral es hacerlo del Estado de Derecho y nuestra economía”.

Por su parte, muchos asesores jurídicos de empresa confesaron que acuden al arbitraje en temas internacionales con árbitros especializados y con disponibilidad.

El futuro del arbitraje no debe estar ligado al de nuestra justicia. Este fue otro de los comentarios recogido por este periodista en este evento. Para empresas como Hewlett Packard, Mediaset, Repsol, Banco Popular o Ingeteam, el uso del arbitraje está centrado la mayor parte en asuntos de comercio internacional donde someterse a la jurisdicción de aquel país es una lotería. “Hay que crear la cultura del arbitraje que necesita este país y difundirlo en las universidades y colegios de abogados”, comentó Fernando Díaz, director legal de Sacyr.

Para José Mateu, arbitro y abogado y Consejero del Banco Popular “en algunas ocasiones merece la pena crear un grupo de trabajo entre abogados internos de la entidad y otros que nos asesoran. Adviertes las sinergias que hay y lo que repercute en el resultado final”. Por su parte Mario Rodríguez, director corporativo de Mediaset, comentó que “hay cierto miedo al arbitraje, supone una única jurisdicción. Es posible que una segunda instancia en las entidades arbitrales pudiera ser útil”.

Sobre qué árbitros deben llevar este tipo de asuntos, los asesores jurídicos de este debate que fue moderado por Marlene Estévez, asociada Senior de la firma King & Wood Mallesons, señalaron que en algunas ocasiones faltaba información para saber qué árbitros iban a llevar esos asuntos “ Nuestros temas son complejos y siempre procuramos que puedan llevarlos árbitros imparciales y especializados, aunque a veces no es tan sencillo porque están muy solicitados”, apuntó Paz Olazábal, Gerente de Contencioso de Repsol.

Respecto a las sedes de los arbitrajes se habló de ciudades como París, Ginebra y Estocolmo, todas ellas con entidades arbitrales de primera fila “En el caso de ciudades como Ginebra hay mayor flexibilidad en el procedimiento arbitral, como en la ejecución del laudo”, destacó Inés Núñez de la Parte, directora Corporativa y General Counsel de Ingeteam, empresa de ingeniería ubicada en el País Vasco.

Este Open Arbitraje, como en sus dos ocasiones anteriores, fue interactivo para todo el público. A lo largo de este evento se formularon diferentes preguntas al público sobre el arbitraje y su puesta en marcha y todos los asistentes, que llevaban un mando a distancia que recibieron a la entrada del evento, pudieron contestar y elegir la opción adecuada de respuesta a cada pregunta. Otra manera de conocer desde la estadística las opiniones de los expertos sobre los grandes temas.

El Open de las empresas

Tal y como señalaba Javier Iscar, secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje, anfitriona de esta peculiar competición, este ha sido el Open de las Empresas. Junto a los principales expertos jurídicos en el mundo del arbitraje acudieron de forma masiva asesores jurídicos de empresas que ya emplean el procedimiento arbitral, junto a representantes de diferentes entidades arbitrales. Cuestiones como el arbitraje y su aplicación a la tecnología y la construcción o el arbitraje de inversión acapararon la atención de los asistentes.

En esa mesa sobre arbitraje y tecnología se diseñó un panel de expertos en el que se encontraron Ignacio de Castro, director Adjunto del Centro de Mediación y Arbitraje de la OMPI; Carolina Pina, socia de Garrigues; Javier Fernández-Lasquetty, socio de Elzaburu; Rafael García del Poyod socio de Osborne Clarke y Claudia Tapa, directora IPR Policy de Ericsson quienes abordaron las ventajas del uso del arbitraje en procedimientos de propiedad intelectual o dominios.

Este debate fue moderado por Javier Ramirez, vice-Presidente de Litigation de HP Inc. fuera de EE.UU. y miembro del Comité de Dirección de la Association of Corporate Counsel (ACC) en Europa quien señalaba a CONFILEGAL sobre la práctica arbitral que “Si bien en España, salvo excepciones puntuales, normalmente optamos por la jurisdicción ordinaria, en HP tenemos una política internacional para determinar en qué casos puede ser más apropiado optar por el arbitraje que por los tribunales nacionales”.

De esta forma desde esta multinacional creen que el arbitraje es la mejor opción “cuando es deseable acudir a una institución neutral por temor a que los tribunales nacionales extranjeros favorezcan a sus nacionales, o (2) si se trata de disputas transacciones internacionales con alto valor económico y complejas que en caso de disputa es conveniente resolverla por un experto en la materia”.

También Ramírez comentó que acudir a este procedimiento arbitral puede estar justificado “ cuando la velocidad es importante y se hace conveniente obtener la decisión en un plazo determinado o prescindir de la posibilidad de apelar la decisión, si la confidencialidad y falta de publicidad de la disputa es esencial o hace falta flexibilidad en cómo tratar la confidencialidad de las pruebas presentadas; y si la ejecución de la decisión de un tribunal nacional puede ser difícil, por contraposición a la facilidad de ejecución de un laudo arbitral en terceros países en virtud de la Convención de Nueva York”.

Al igual que nos indicaron el resto de los abogados de empresa que intervinieron en este Open de Arbitraje como ponentes, Ramírez señaló que “la decisión que adoptamos internamente entre acudir a arbitraje o a jurisdicción ordinaria es una cuestión individual que dependerá de las particularidades del caso”.

La decisión que las empresas adoptan internamente de acudir a arbitraje o a jurisdicción ordinaria es algo individual que depende de las particularidades de cada asunto.

Se reclama la profesionalización del árbitro

En otro papel, árbitros como Antonio Hierro, entidades arbitrales como la Cámara Franco-Española de Comercio e Industria con Domingo San Felipe como ponente o el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá, representado por Mauricio González su director, acompañados de Mario Alonso, presidente de Auren y Fernando Cuñado, socio director de Forensic en KPMG y Santiago del Pino, Director de la Asesoría Jurídica de la empresa de infraestructuras Itinere, analizaron la actualidad del arbitraje internacional moderados por Alejandro Alonso, socio de Dentons España.

Los expertos señalaron que la profesionalización del arbitraje es un hecho. “muchas de las normas que fijan entidades como la Corte Internacional de París obligan a abogados de grandes despachos a tener que gestionar arbitrajes de forma independiente porque surgen muchos conflictos de interés. Ahora al árbitro se le exige mucho, especialmente su disponibilidad”, recordó. Y mencionó a la Corte Internacional de Arbitraje de Singapur (SIAC) como una entidad clave en Asia y alternativa a las instituciones arbitrales que ya existen en Europa y América Latina.

Por su parte, Del Pino, como usuario desde su empresa de infraestructuras del arbitraje, defendió la especialización de los árbitros en sectores como el suyo “no parece lógico que el mismo árbitro gestione asuntos muy diferentes. Esto genera recelo y hay que tender a la especialización de los propios árbitros”. Para Mauricio González “es fundamental que el árbitro gestione sus asuntos en un tiempo razonable. En el caso que no lo hiciera, la propia entidad arbitral puede apartarle de ese panel de árbitros y ejercer otras sanciones”.

En sus turnos de palabras, Mario Alonso Ayala y Fernando Cuñado explicaron de forma detallada el papel de los peritos en los procedimientos arbitrales.

Para Alonso, presidente de Auren “el arbitraje es cada vez más interdisciplinar”, y que es una actividad con un alto grado de “profesionalización y especialización”. También destacó sobre la figura del perito que “debe ser absolutamente independiente y actuar como auxiliar del árbitro”, defendió el presidente de Auren. “La labor del perito debe ser convencer al árbitro, no a las partes. Esto es lo que garantiza su imparcialidad”, añadió.

Fuente: http://prnoticias.com/comunicacion/prcomunicacion/20162352-resolucion-conflictos-empresas

El dinamismo de la economía nacional y el crecimiento de nuestras exportaciones están impulsando una mayor demanda de las empresas españolas del Arbitraje como fórmula de resolución de conflictos, tanto en el ámbito doméstico, como internacional.

Concretamente, se estima que en el último año las empresas españolas que no cotizan en Bolsa que ya incluyen una Clausula Arbitral en sus contratos casi se ha duplicado hasta rozar el 10 por ciento. Un porcentaje muy reducido frente a países como Estados Unidos o el Norte de Europa, donde lo incluyen la mayoría de empresas, pero que marca una tendencia muy positiva para continuar aumentando la competitividad de nuestra economía.

Algunas de las empresas españolas que están familiarizadas con el arbitraje analizarán su experiencia en el Open de Arbitraje de Madrid, uno de los foros de discusión más importantes de la materia, junto con expertos abogados, instituciones arbitrales y árbitros llegados de todo el mundo. El Open de Arbitraje celebra su 3ª Edición tematizada en el mundo del Golf el próximo jueves, 11 de mayo, durante todo el día en el Auditorio Rafael del Pino.

“Estamos percibiendo una mayor atención de las empresas españolas hacia el arbitraje en el último año. Tanto en su vertiente internacional, que resulta imprescindible para cualquier empresa con vocación de internacionalización, como en la doméstica. En especial, en empresas más dinámicas, aunque no coticen en Bolsa, donde la demanda se ha duplicado”, explica Javier Iscar, Presidente de la Asociación Europea de Arbitraje, institución arbitral de referencia en España, con presencia internacional e impulsora del Open.

La razón del mayor interés por el Arbitraje es doble. En primer lugar, los efectos de la recuperación económica y, consecuentemente, mayor dinamismo comercial, pero también el empujon a la Cultura del Arbitraje que se está haciendo desde foros como el propio Open de Arbitraje.

También se percibe que el Arbitraje está llegando a más sectores. Así lo explica Javier Iscar: “tradicionalmente el arbitraje ha estado muy ligado a grandes compañías de infraestructuras que lo necesitan para proteger sus contratos internacionales, pero ya está llegando a empresas de todo tipo, como informáticas, de comunicación, etc. como podrá comprobarse en la nueva Edición del Open de Arbitraje”.

Para seguir impulsando esta tendencia, el Open de Arbitraje ha convocado a algunas de las empresas españolas con mayor conocimiento del arbitraje para que analicen su experiencia. Entre las compañías que estarán presentes destacan algunas tan importantes como Repsol, SACYR, el gestor de infraestructuras ITINERE, Técnicas Reunidas Group , Grupo ACS, la ingeniería eléctrica INGETEAM, la de Informática HP, la de comunicación Mediaset o el Banco Popular.

El prestigioso grupo de comunicación editorial THOMSON REUTERS ha publicado la obra DISTRIBUCIÓN COMERCIAL bajo su sello de grandes tratados. Para ello ha contado con la participación de la Asociación Europea de Arbitraje y CEMED.

Dicha obra está creada por más de 250 autores de las principales empresas de distribución nacional (DIA, CARREFOUR, EUROMADI, IFA, SUPERSOL, COVIRÁN, IKEA, CONSUM, MÁS Y MÁS, FNAC, KIABI, etcétera) y la participación de las principales despachos, asociaciones (AECOC, ASEDAS) y consultoras de primer nivel.

SINOPSIS

Es este un libro único en el que la diversidad de temas, enfoques, estilos, datos y opiniones, lógica decantación del nivel y diversidad de los autores implicados, asegura el resultado buscado: una obra que sea del interés de todo aquel que, por los más variados intereses, desde el profesional, al científico, pasando por el conocimiento personal, busque nuevas claves y aportaciones en un sector básico en nuestra economía. Basta mirar a nuestro alrededor para ver que la distribución comercial está por todas partes. Variada en formas y sectores, pero siempre para llevar a los clientes los productos que ellos quieren, cuando los quieren y a los precios que los quieren. Y, si es posible y como recuerda el Código de Comercio, logrando algo de lucro en la reventa.
Sin duda estamos ante la obra coral más ambiciosa en lengua española sobre el sector del retail contado por los auténticos especialistas del mismo y con todas las disciplinas que inciden en el sector.

La obra se puede adquirir en el siguiente enlace: https://www.thomsonreuters.es/es/tienda/pdp/duo.html?pid=10009047#tab-1

Los días 19 y 20 de abril de 2017 ha tenido lugar el Congreso de Arbitraje Nacional e Internacional 2017 organizado por el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá. 

Este congreso, que se llevó a cabo en la Sede Chapinero de la CCB, se ha realizado con el propósito de compartir experiencias relacionadas con la práctica arbitral, tanto en el sector real, como en el sector público y el rol de los centros de arbitraje en el desarrollo de esta figura.

Ha contado con la participación de expertos panelistas nacionales e internacionales, entre los que figuraba Javier Íscar, Secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje y del Centro Iberoamericano de Arbitraje.

Se abordaron temas como:

-Experiencias del arbitraje nacional e internacional en tribunales arbitrales con sede Centro de Arbitraje y Conciliación.

-Intercambio con centros de arbitraje de otros países.

-Perspectivas del arbitraje nacional, del arbitraje comercial internacional y de inversión.

-Diálogo jurídico con las cortes jurisdiccionales del país en torno al arbitraje.

-Diálogo con el sector público sobre el arbitraje.

-Diálogo con los sectores reales sobre el arbitraje: gremios y asociaciones.

-Los jóvenes frente al derecho y la práctica arbitral.

-El arbitraje en Colombia: Perspectiva de género.

 

La intervención de Javier Íscar tuvo lugar el día 19 de abril e hizo referencia a la visión de los árbitros y abogados sobre el desarrollo del arbitraje internacional.

Han bastado tres ediciones, dos celebradas y una tercera que arrancará el próximo 11 de mayo en la Fundación Rafael del Pino, para hacer del Open del Arbitraje, evento organizado desde la Asociación Europea de Arbitraje, como uno de los certámenes de referencia de este sector arbitral.

Le hemos preguntado a cuatro juristas como Pascual Sala, socio consultor de Roca Junyent, Miguel Ángel Serrano, socio responsable de procesal y arbitraje de Crowe Horwath en Madrid, Marlen Estévez es asociado senior en el despacho internacional King & Wood Mallesons y Elena Sevila, asociada senior del área legal de Andersen & Tax & Legal por las claves del éxito de estas jornadas.

Pascual Sala Sánchez es socio consultor del despacho Roca Junyent y responsable de su práctica extrajudicial. Ha sido presidente del Tribunal Constitucional, presidente del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial y presidente del Tribunal de Cuentas.

“Uno y otro se complementan para atraer. El primero, porque trasciende una agilidad en la presentación y desarrollo de los temas del que carece cualquier otra exposición sobre este sistema alternativo al judicial para la resolución de controversias. Su adecuación a los tiempos de una competición deportiva le confiere dinamismo. El segundo, porque en cada edición de los “open” se examinan los aspectos más actuales del arbitraje o, cuanto menos, los más necesitados de apoyo o de corrección”, explica Sala.

Para este veterano jurista que confiesa estar más cómodo como profesional, “en el papel del árbitro , aunque valorando el papel central que, en la solución de controversias, cualquiera que sea su naturaleza, desarrollan los abogados de parte”, es necesario este tipo de eventos “por el dinamismo que les acompaña, lo que no significa que no sean necesarios también los que se desarrollan desde unos parámetros de estricta técnica jurídica en sus múltiples manifestaciones. Aquí funciona igualmente la nota de la complementariedad para abarcar en su conjunto el tema arbitral y promocionar su desarrollo”.

También la preguntamos cuál es la causa que el arbitraje no haya cuajado a nivel doméstico e interno, como si ha hecho a nivel internacional.

“Quizá por un incompleto conocimiento de las ventajas del arbitraje como sistema de solución de controversias. El arbitraje, como he procurado destacar antes, es un sistema alternativo -no contrario, como algunas veces parece presentarse- al judicial en el cometido de resolver controversias fundamentalmente jurídicas. La flexibilidad, confidencialidad, predictibilidad, rapidez -al no estar supeditado, sobre todo, a la cadena de recursos que suele acompañar a los procedimientos judiciales- y la especialización deberían valorarse también en los arbitrajes domésticos y no solo en los internacionales”.

Pascual Sala: En cada edición de los ‘open’ se examinan los aspectos más actuales del arbitraje o, cuanto menos, los más necesitados de apoyo o de corrección.


Para Sala, “ello exige que se comprenda, en sus justos términos, el principio de intervención judicial mínima en el arbitraje, para evitar que se convierta en una primera instancia del proceso judicial, de tal suerte que se circunscriba a funciones de apoyo y de salvaguarda del orden público procesal y no se extienda a valoraciones de fondo sin ulteriores posibilidades de rectificación”.

A su juicio “es necesario, también, el cuidado de la calidad del laudo, aspecto éste que puede ser cumplido, en el arbitraje institucional, por las Cortes Arbitrales, aunque siempre con respeto a la independencia del árbitro. En fin, creo que la superación de éstos y otros temores y, principalmente, el auténtico conocimiento por particulares y empresas del aporte positivo que el arbitraje significa en la consecución de su finalidad, se traducirá en un claro desarrollo de su uso”.

El arbitraje aún debe crecer más a nivel interno en nuestro país

Miguel Ángel Serrano es el socio director del departamento de Procesal y Arbitraje de Crowe Horwath en la capital de España. Un especialista en esta materia extrajudicial y árbitro de las principales cortes de nuestro país. Participó como ponente en la segunda edición de este Open de Arbitraje.

Sobre este certamen, que en unos días tendremos su tercera edición, destaca que los temas actuales del arbitraje doméstico e internacional se tratan con suma calidad y profesionalidad, de forma creativa, original y dinámica, propiciando la interrelación entre los ponentes y asistentes”.

También destaca que se fomenta la participación de las empresas. Aspecto éste de gran importancia, ya que permite: (i) conocer otras perspectivas; y con ello, (ii) alcanzar un conocimiento más completo, así como una mejora, de la institución del arbitraje.

Para Serrano estamos ante un “referente y cita obligada para todos los profesionales que estamos interesados en el arbitraje. Creo que eventos de este perfil hacen bastante falta para conocer el arbitraje de otra manera”.

Nuestro interlocutor prefiere ser árbitro que abogado de parte en los diferentes asuntos que acaban en esta nueva jurisdicción.

Sobre la falta de arraigo del arbitraje a nivel doméstico destaca que “Es sobre todo por el desconocimiento del arbitraje, en general, por una gran mayoría de sus potenciales destinatarios; las malas experiencias de toda índole vividas en el seno de un procedimiento arbitral doméstico. Al mismo tiempo, la desconfianza generada por algunos casos que han alcanzado una gran repercusión mediática –pese a constituir auténticas excepciones, en modo alguno representativas de la verdadera realidad del arbitraje en España”.

Miguel Ángel Serrano: Creo que eventos de este perfil hacen bastante falta para conocer el arbitraje de otra manera.


Para este jurista “debe ponderarse que tanto los abogados como nuestros clientes estamos acostumbrados a contar con el “paraguas protector” que entraña la posibilidad de agotar todas las instancias y recursos previstos en la legislación española.

De ahí que cueste adoptar la decisión de acudir al arbitraje, pues te la juegas a una carta (“one shot”). Y buena prueba de lo anterior lo constituye el hecho de que, sin perjuicio de la anulación y revisión del laudo contemplada en nuestra Ley de Arbitraje, así como de la existencia del habitual escrutinio o examen previo del borrador del laudo arbitral por las cortes e instituciones arbitrales, se han venido modificando recientemente algunos de los reglamentos de dichas cortes e instituciones para introducir, normalmente con carácter facultativo, la figura del recurso contra el laudo dictado el denominado “recurso de apelación”.

Las empresas hablan de cómo emplean el arbitraje

Marlén Estévez es asociado senior en el despacho internacional King & Wood Mallesons. Lleva doce años vinculada al mundo procesal y de arbitraje. Primero en Cuatrecasas y luego en SJ Berwin firma que luego dio lugar a este despacho global. “He procurado combinar la parte procesal con la arbitral en el ejercicio profesional”.

Ha acudido a la última edición del Open de Arbitraje y en esta ocasión será moderadora de una mesa en la que prestigiosas empresas como Mediaset, Repsol o Banco Popular contarán de forma abierta cuál es su relación con el arbitraje y en qué momento han empleado este tipo de procedimiento extrajudicial.

Desde su punto de vista “si contásemos con una corte arbitral nacional de más proyección internacional, en lugar de la dispersión que hay en estos momentos, es posible que en nuestro país se generasen más arbitrajes internacionales de calado”.

Esta reputada abogada confiesa ser una seguidora del Open Arbitraje y su formato diferente a cualquier evento jurídico. Además reconoce estar más cómoda como abogada de parte que de árbitro en determinados asuntos.

Un trabajo que ya las empresas conocen y que muchas de ellas valoran en su medida. “El primer año no pude asistir, pero sí lo hice el año pasado. Es un formato fresco y diferente y genera mucha interacción entre el público y los ponentes. También permite mantener la atención y el interés toda la jornada por la altura de los temas, ponentes y el tratamiento que se da de ellos. Es una de las grandes novedades de los últimos años. No se ha resentido por ello ni la profesionalidad ni el rigor de los temas abordados”, indica.

Marlen Estévez: Es un formato fresco y diferente y genera mucha interacción entre el público y los ponentes


Para nuestra interlocutora que moderará una mesa de este evento reconoce que “ha sido más sencillo de lo que pensaba ‘vender’ a mis colegas de debate la idea de cara a que formaran parte del panel de expertos para hablar del arbitraje y el mundo de la empresa. Creo que al final hemos conseguido unos ponentes de primera línea en sectores destacados de nuestra economía donde ya se usa el arbitraje en determinados asuntos”.

La idea de este panel de expertos es conocer mejor cómo han introducido el arbitraje en sus procedimientos y que nivel de satisfacción tienen en estos momentos de este procedimiento extrajudicial.

Para Estévez aún es necesario crear una cultura de arbitraje en nuestro país de cada a que esta práctica cuaje mejor a nivel interno como igual se ha hecho un hueco a nivel de arbitraje internacional.

Construcción, un sector que acepta el arbitraje

En este OPEN de Arbitraje habrá una mesa sobre arbitraje y su desarrollo en el sector de la construcción. Lo va a moderar Elena Sevila, asociada de Andersen Tax & Legal, quien ya conoce este evento de la edición anterior donde también fue moderadora de otra mesa de expertos.

Esta abogada que inició su carrera profesional en despachos internacionales. “realicé un máster en arbitraje internacional en Ginebra para profundizar en la práctica. Siempre he combinado la práctica arbitral con la litigación”.

Nuestra interlocutora se encuentra más cómoda como abogada de parte que como árbitro “todavía soy joven para gestionar arbitrajes una práctica donde no es sencillo ubicarse”, aclara.

Desde esta perspectiva reconoce que al final gracias a este trato su conocimiento de la empresa es notable.

Para esta experta en este método extrajudicial “contar con la cláusula arbitral en los contratos ya firmados por ambas partes ayuda a la empresa a saber que si tiene una controversia tendrá que acudir a la vía arbitral. Muchos asuntos se solucionan así desde el arbitraje porque ya está incluido en los contratos. Pocos temas se han arreglado vía arbitral ya con el conflicto abierto y sin esa previsión en el contrato previa”, indica Sevila.

Sobre este Open de Arbitraje “es un evento diferente para un mundo pequeño con los mismos actores y sus conferencias magistrales. Se agradece un nuevo formato que ayude a conocer mejor esta práctica. Es muy participativo y ayuda a que el arbitraje llegue a más gente”, señala.

Que el arbitraje haya cuajado en un sector como el de la construcción, con diferentes interlocutores no es casualidad, a juicio de esta abogada.

Elena Sevila: Se agradece un nuevo formato que ayude a conocer mejor esta práctica. Es muy participativo y ayuda a que el arbitraje llegue a más gente.


“Hablamos de arbitrajes de inversión con las partes de nacionalidades diferentes. Por lo general, la obra se realiza en países que no siempre cuentan con un sistema judicial estable e independiente. Esto hace que puedas cuestionarte a qué tribunal acudir si surge el problema”.

Otro elemento que ayuda al fomento de la práctica arbitral es el componente técnico de estos arbitrajes “los jueces no tienen la ‘expertise’ para ver el progreso de obra y sus certificaciones, materia que requiere mucho experto. Son obras complejas donde intervienen muchos elementos. El asunto suele ser los plazos que se incumplen y esta cuestión los jueces no lo dominan, de ahí el acudir a un arbitraje con expertos en la materia”.

 

FUENTE:https://confilegal.com/20170504-open-arbitraje-eventos-practica-extrajudicial/

Página 1 de 6

¿Quiénes somos?

Masoko

La Asociación Europea de Arbitraje es una entidad sin ánimo de lucro que dedica su día a día al desarrollo y fomento del arbitraje como mecanismo de solución de conflictos.

Contacto:

Velázquez, 22 5 izda. 28001

Madrid, España

91 432 28 00

Fax: 91 431 95 10

web@asociacioneuropeadearbitraje.org

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Si necesita más información sobre las cookies que utilizamos visite nuestra Política de cookies.

Acepto las cookies de esta web.

EU Cookie Directive Module Information